Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

La riqueza del reino...

Existía hace mucho tiempo un viejo rey que osaba dar órdenes insólitas a sus lacayos.
Una buena tarde mandó a llamar al comandante de sus tropas y dio la siguiente orden:

"Mata a los mendigos, puesto que molestan mi vista".

Y sus súbditos cumplieron a la perfección. Tomaron a los mendigos del reino y los crucificaron.

Otra tarde, el rey nuevamente mandó a llamar al comandante y le dio una nueva orden:

"Mata a los ciudadanos del reino, puesto que me son indiferentes"

Y sus súbditos no le fallaron. Tomaron a los ciudadanos y los decapitaron.

Y el rey siguió con sus insólitas demandas hasta que un día dio una nueva e inesperada orden:

"Mata a mi comandante, puesto que no necesito a nadie más que a mí".

Y el comandante, que era un siervo fiel a su rey, tomó su espada y se la clavó en el medio del pecho.

El rey caminó por su silencioso reino. Contempló las casas deshabitadas, los molinos abandonados y sus jardines despoblados . Al ver tal escenario sintió un escalofrió …

Reborn....

Imagen
Ἡράκλειτος

Y así es la vida, idas, venidas, etapas que mueren y otras que empiezan. Vuelvo a escribir en el blog luego de obtener mi título acádemico como comunicador social. Gracias a todos por formar parte de mi vida. Cada contacto, cada palabra, cada momento nos moldea, nos cambia, nos hace un poco más grandes.

Veremos que cosas nuevas podemos aportar para el renacimiento de este espacio.

Me despido con una frase que siempre tengo cerca y que si no me equivoco ya la puse una vez (no importa, recordar es bueno). Me la mostró hace tiempo un viejo maestro, esos que nos acercan un pasito más a la libertad de mente y alma. Dicha frase define de una manera exacta como muta el ser humano.

"Nadie se baña en el mismo río dos veces"
Heráclito

No nos bañamos en el mismo río porque este cambia, y nosotros también desde que nos dimos el primer chapuzon.

Me despido río abajo.

Hasta la próxima!!