Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2008

Mundo Subterráneo...

ᾍδης
Una multitud de personas yendo y viniendo como si se tratara de un gran hormiguero gigante. El ruido de los colectivos y de los autos llena de “bochinche” el ambiente de la gran avenida. Un quiosquero sobre la calle Pelegrini muestra un rostro cansado, con sus ojos apagados y sus pómulos llenos de sudor. Dos españoles con valijas se quedan mirando maravillados el obelisco justo cuando la tarde se está comenzando a llenar de sombras. La temperatura del aire ronda por los 18 grados. Una señora suspirando y con el pelo hecho una maraña exhala: “es que no hace calor, lo que mata es la humedad”.Un par de cuadras, yendo para el lado de la embajada de Francia, algo parecido a una entrada de subte irrumpe en el corazón del asfalto. Un cartel anuncia: “Galería comercial, Pasaje por Carlos Pelegrini, acceso A”. Fondo blanco y letras rojas.Aproximadamente 26 escalones separan al exterior del pasaje. Al igual que un pasillo de subte la gente va y viene apresurada, como si llegara tarde a algú…

La Globalización Demográfica...

Imagen
Globalization
Con el avance tecnológico y de los medios de transportes, llegar a otro país se ha convertido en una cuestión que dura solamente horas. Sin embargo, la desorganización estructural de los países desarrollados, la creciente brecha entre ricos y pobres, y la imposibilidad de tomar medidas activas que saneen este tipo de inconvenientes han dejado un planeta tierra en el que, llegar y vivir en suelo extranjero se convierta en una verdadera odisea.Todos los países del mundo han tenido alguna vez que fomentar el ingreso de extranjeros a su territorio para satisfacer distintas necesidades económicas y políticas. Argentina ha recibido varias oleadas migratorias que han construido la columna vertebral del país. Uno de los inspiradores de nuestra constitución, Juan Bautista Alberdi, afirmaba la célebre frase “Gobernar es poblar” remarcando la importancia de la inmigración para el desarrollo nacional.Hoy en día no todos son fervientes defensores del flujo migratorio como Alberdi. El …

Fuego tribal...

un feu

Y es así como los cuatro hombres de las cavernas se quedaron contemplando el fuego. Los conectaba con su esencia misma, con el verdadero motivo de su existencia.
El carbón debajo formando una silueta cuadrada y papel de diario para encender, la combinación ideal para crear el motor de un rico asado porteño. Teníamos una mesa, un buen vino y las copas en una noche fría. El fuego crecía de a poco. Se lo estimulaba con un poco de viento y el carbón se prendía lentamente.
En la mesa se charlaba de política y religión, temas a no tocar en cualquier reunión. Se escuchaban carcajadas, discusiones acaloradas y hasta silencios oportunos. De vez en cuando ojeábamos para ver como crecía. Daba la sensación que nos susurraba pero sólo parecía ser el ruido del carbón y la madera que se consumían.
La carne estaba lista. Primero los chorizos que se cocinan más rápido, el vacío y el asado luego. Usamos una pala para seguir fogueando al fuego mientras se cocinaba la carne. Los chorizos ya estaban li…