Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2008

Leo, luego existo...

ανάγνωση Como verán las clases de filosofìa en la Universidad me están haciendo viajar a los confines del universo. Era el turno de Descartés y su duda metódica, su célebre frase "Pienso, luego existo" haciendo alusión de que la única certeza que uno puede tener en la vida es de su propia existencia que se materializa a través de saber que uno piensa. En el momento en que la profesora pronunció la frase no pude evitar recordar la representación bloguera de un gran compañero de debate, Adrián Cariati. Sencillamente me puse a meditar sobre la frase, busqué vueltas, la pensé al revés, intenté descubrir la esencia de la frase "Leo, luego existo". Lo que me provoca es una reconcepción del "Pienso, Luego existo". Al principio se pone a la palabra "pensar" como lo determinante pero al decir "leo" en vez de "pienso" se revaloriza la cultura del estudio, de la lectura, algo que personalmente pienso que perdimos a nivel macrosocial.

El Ápeiron...

Ἡράκλειτος ὁ Ἐφέσιος El sentido de todas las cosas, las conexiones, los nexos que la humanidad posee como especie, desde la particularidad del átomo hasta los fenómenos sociales de gran envergadura; En todo yace un denominador común, el Ápeiron humano. No va a devenirse como una sustancia, sino como la complejidad misma que el factor humano tiende a representar. En el átomo tenemos fenómenos que pueden ser explicados y esta facultad de poder ser explicados es lo que define, lo que promueve a toda la raza humana. El campo de explicar desde antaño ha sido relegado a la jurisdicción de la filosofía pero esta misma sabe que no es un terreno exclusivo para sí, la explicación mitólogica ha sabido dar una visión a las cosas e inclusive podemos remitirnos a la época de las cavernas, ellos también explicaban fenómenos. Por supuesto la filosofía se puede atribuir a la explicación racional mediante la razón, inicio de la cosmovisión occidental de hoy en día. Desde Tales hasta hoy hemos conser

Amor: ¿el Eros o el Agape?...

αγάπη En el día de hoy me he propuesto definir nociones básicas sobre la concepción de amor. Es una tarea bastante dificil ya que no hay nada más abstracto e incomprobable que el arte de amar (al menos para mí, si alguién la tiene clara por favor me envia un maíl). En la concepción helénica del amor, este se encontraba dividido en dos: el Eros y el Agape. El primero era un amor mas egoísta, interesado y mundano, más relacionado con lo físico. Algunos argentinos lo podrían reestructurar y definirlo como "calentura". Cuantos de nosotros hemos escuchado los términos "le tengo ganas" o "como le doy". El Eros está mas relacionado con esa clase de "amor". El Agape en cambio, es el amor ideal, similar al que se intenta proyectar en las novelas. Vieron cuando la protagonista le dice "José Armando Miguel tú eres el amor de mi vida, somos dos en uno, te amo" luego de haberse quedado ciega, haber pensado que eran hermanos debido a que el padre tu

El rehén...

σιωπή "Él sintió que la felicidad estaba al alcance de la mano pero que la falta de seguridad de los hechos podía arrebatarsela. Era un paraíso hecho real, un mundo maravilloso pero no sabía si la llave ya existía o habia que crearla para poder entrar allí. Es que el destino tiene juegos, a veces macabros y a veces necesarios, que logran nublar incluso la misma realidad que hasta el presente parecía palpable. El pasado retorna a veces y con él, un sinfín de interrogantes y acertijos que hasta el más inteligente de los mortales no podría contestar con facilidad. En su mente una lucha de poderes entraba en acción, eran los fantasmas de la soledad que acechaban. Y ella todavía se encontraba ahí, según los sentidos del caballero, no entendiendo la respuesta que se revelaba a medias. Es que él es en realidad un niño que se esconde por miedo, miedo que se encontraba asediado por la belleza de la dama. Él sabía que pasara lo que pasara lo mejor era sacarse lo que tiene adentro, ponerlo