Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Efecto Dominó...

Una niña se preparaba para dormir y le dijo a su padre: "Papi cuentame una historia".
Pero al padre, que había trabajado todo el día y se encontraba muy cansado, no se le ocurría ninguna. La niña, que se mostraba impaciente, comenzaba a fruncir su seño y a poner cara de insatisfacción.
El padre, desesperado sin saber que hacer, escuchó vagamente unos comentarios en la televisión. Rápidamente se le ocurrió una historia. Miró a su niña y comenzó su relato:

Érase una vez la historia de cuatro aldeas vecinas gobernadas por reyes muy poderosos. Esos reyes, que en tiempos anteriores habían representado el cambio para sus pueblos, ahora se mostraban intolerantes, rígidos y tiranos.
Los pueblos con el correr de los años, comenzaron a tener cada vez más problemas y conflictos. Sequías y hambrunas azotaban a los pobladores de las tribus y éstos, al no tener ayuda de sus reyes déspotas, morían uno a uno.
Un buen día una sorpresa inimaginable ocurrió. Los pobladores de la primer aldea se alz…

Eros y Psique...

Imagen
Mañana es el día de los enamorados. Les traigo una historia de amor. espero que la disfruten:
Según la historia, inmortalizada por Apuleyo en su Metamorfosis (El Asno de Oro), Psique era la menor y más hermosa de tres hermanas, hijas de un rey de Anatolia. Afrodita, celosa de su belleza, envió a su hijo Eros (Cupido) para que le lanzara una flecha de oro oxidado, que la haría enamorarse del hombre más horrible y ruin que encontrase. Sin embargo, Eros se enamoró de ella y lanzó la flecha al mar; cuando Psique se durmió, se la llevó volando hasta su palacio. Para evitar la ira de su madre, una vez que tiene a Psique en su palacio, Eros se presenta siempre de noche, en la oscuridad, y prohíbe a Psique cualquier indagación sobre su identidad. Cada noche, en la oscuridad, se amaban. Una noche, Psique le contó a su amado que echaba de menos a sus hermanas y quería verlas. Eros aceptó, pero también le advirtió que sus hermanas querrían acabar con su dicha. A la mañana siguiente, Psique estuvo…