Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Así habló Zaratustra

Imagen
Llegó Zaratustra a su hogar luego de un día agitado de trabajo. Dejó el bolso en el suelo y tiró el saco arriba de una silla. Se sirvió un trago, se aflojó la corbata y se tiró pesadamente en su sillón. En esa posición, como formando una cruz con sus brazos bien abiertos posó su mirada al techo. Mantuvo unos largos y silenciosos minutos esa pose y luego, súbitamente, tomó su computadora y se puso a escribir:


"Luego de varios milenios debo decir que las vicisitudes de la vida me han despojado del camino sinuoso. Tengo casa propia, un automóvil, viajes al exterior pero perdí algo mucho más importante: Lo propio. Con el tiempo la espiritualidad y el encuentro interior se vieron trastornados por la vida en sociedad y su costumbres. Las leyes del hombre decían consíguete una carrera, y lo conseguí, búscate una novia, y la conseguí, comprate casas y autos, y los tuve, Viaja a Europa, a la Playa, y visité esos lugares. Lentamente el tiempo, que antaño me había sido completamente ajeno, …