Trotamundos: Volver a despertar

Y así, el gigante dormido abria sus ojos nuevamente. Estaba hambriento y sus miembros, aletargados volvían lentamente a la vida.
El gigante se vuelve a levantar y con él, su ambición de conocer lo desconocido, de saborear cada detalle, cada rincón, cada conversación.
Bemvindo! a gente se ve por aqui!


Comentarios

  1. Que bien. Me gustan que los blogs sigan activos

    ResponderEliminar
  2. Esperemos que la bitácora vuelva repleta de verdades luego de ese viaje.
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Y se vuelve a despertar la pluma: Sao Paulo empieza!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Línea de Karman

Roquefort con Champagne

El negro Falucho