El Poste del Barbero

En la actualidad se han hecho nuevamente populares los salones masculinos o "barberías tradicionales" rememorando a las que existían de antaño.

Un día iba caminando por la calle y me quede mirando a uno de esos postes coloridos y con unas características muy particulares que indican que el local es una barbería.

¿De donde vienen?
Mi barbero (es curioso llamarlo así porque solo me corto el pelo) me adelantó las principales teorías que luego fueron confirmadas por Wikipedia (No suelo usar al sitio como fuente única pero lo publicado en el sitio evidentemente coincide con la creencia popular).

Durante el medioevo los establecimientos que hoy conocemos como "peluquería" (Comentario aparte, el término peluquería se usaba para los lugares donde hacían pelucas como las de la época victoriana. Tal vez lo abarquemos en otro posteo) brindaban otros servicios más relacionados con la medicina que con lo estético. Además de peinados y barbas, se practicaban extracciones de muelas y sangrías (Antes se creía en la idea de que algunas dolencias se curaban haciendo cortes en el cuerpo dejando fluir la sangre "mala").

Por cuestiones de espacio, esas prácticas también solían hacerse al aire libre donde el cliente quedaba estacionado con el brazo apoyado en una palangana sobre un poste. Muchos establecimientos decidieron dejar los utensillos y las vendas ensangrentadas en la puerta para señalar, a modo de publicidad, que el local se dedicaba a realizar dichas prácticas. Otras teorías afirman que se sentaban a los clientes dentro del salón y les hacían apoyar la mano en bastones que quedaban ensangrentados luego del proceso.

Si bien, no está directamente relacionado con el poste, también les cuento que esa similitud entre el delantal médico y el del barbero también responde a los servicios unificados que brindaban ambos. Con el avance y la profesionalización de la medicina, la separación de las obligaciones e implementación de las regulaciones el camino entre barberos y cirujanos se separó, diferenciando también sus delantales.
La hermandad de San Cosme y San Damián de Francia, primera asociación de cirujanos de ese país, emitió una ordenanza en donde obligaba a estos a utilizar ropajes largos y a los barberos unos muchos más cortos.

El color del Poste

Los colores que vemos hoy en este tipo de carteles son principalmente rojo, azul y blanco o rojo y blanco.
El rojo se suele identificar con la sangre, el blanco con las vendas y el azul con las venas. Otros también sostienen que es un homenaje a los colores de la bandera norteamericana por parte de las barberías en Estados Unidos..
Los barberos modernos que cuentan con su poste con blanco y rojo, excluyendo al azul, quieren dar el mensaje de que atienden sólo a caballeros mientras que el azul expresa que se acepta clientela mixta. (Confirmado también por mi barbero).

A la hora de afeitarse o andar por la calle y ver los carteles luminosos, es preciso entender que hay un significado detrás en ese símbolo que rememora los primeros postes de las barberías de la historia.

Fuente
http://thehistoryofthehairsworld.com

https://es.wikipedia.org/

Comentarios

  1. Como ya sabés, creí que era solo por la moda yanqui: películas clásicas de los cincuenta, y más tarde películas que están ambientadas en esa época confirman la existencia de estos postes (recuerdo claramente los postes de "El hombre que nunca estuvo" de los hermanos Coen).
    Este poste-post hace honor al nombre que adoptaste y le da sentido a la existencia del blog, y nos impulsa a no andar por ahí sin mirada crítica.

    Hay una cuestión más interesante para analizar desde lo sociológico ¿cómo fue que se vuelve a este símbolo? Entiendo que la cruza entre la cultura hipster y los videos de música reggaeton centroamericana modernos, pudo haber sido la clave.

    A la espera de más entradas como esta.

    Abrazo Matadón!

    ResponderEliminar
  2. Lo tomo como un halago gigante. Entiendo que lo retro siempre pega y curiosamente la metrosexualidad incipiente del hombre hace que se vuelvan a buscar espacios estéticos masculinos, ergo salones para caballeros.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las monedas de la antigüedad

La Angeología Católica

Jano, el dios de las dos caras