Himno de mi Corazón - Sarmiento

Hoy es 11 de septiembre, conmemoración del pase a la Inmortalidad de Domingo Sarmiento, persona fundamental para el desarrollo de la educación y la infraestructura del país. Con el revisionismo histórico el crecimiento de un sentimiento negativo hacia "el primer maestro" ha ido en aumento.
Sin embargo refutar los argumentos a favor o en contra no es objetivo de esta entrada. Himno de mi corazón
es un recuento de los himnos de nuestra patria, en este caso dedicados a Domingo F. Sarmiento.

El padre del aula tiene dos himnos oficiales: Uno de la provincia de San Juan (lugar donde nació) y otro el nacional que todos conocemos.

A continuación una breve reseña de ambos:

Himno Provincial

El primer himno fue escrito por Segundino Navarro y musicalizado por Francisco Colecchia. Navarro, abogado muy reconocido en la provincia de San Juan, fue cercano a Sarmiento. Se casó con la sobrina de este, Victorina Lenoir Sarmiento, y compartió mucho tiempo con él en su vejez, tanto que hasta llegó a escribir una biografía.Si bien no tengo fuentes precisas que lo confirmen, el himno en la Provincia de San Juan comenzó a entonarse en 1904.

Himno Nacional

El segundo himno fue escrito por Leopoldo Corretjer, un compositor catalán que también es conocido por escribir "El saludo a la Bandera" (Salve, Argentina, bandera azul y blanca, jirón del cielo en donde impera el sol. Estará en otro posteo sin dudas). Lo curioso es que Corretjer era un dotado de la música. Fue un reconocido director de orquestas y muy afamado en el mundo del tango por componer varias canciones reconocidas de la época como “Don Viruta y Chicharrón”, “El afilador”, “La Razón”, “Mate a medias”, “Mi negra” y “Apuntá pa' otro lao”. No encontré precisiones del año en que empezó a entonarse en las escuelas pero si se puede apreciar que, a diferencia de otros himnos, este no está cargado sólo de victorias militares sino al reconocimiento de la obra y vida de un civil.

Y así se va este himno de mi corazón. He tenido la posibilidad de leer a Sarmiento de su pluma y letra. Prefiero admirar a nuestros próceres como lo que fueron: Seres humanos con sus virtudes y defectos.

Lo que es innegable es que sus acciones han hecho del nuestro un país mejor. Para debatir en otros espacios quedarán análisis anacrónicos sobre su idea de progreso y su mirada norteamericanista de la sociedad. En algunos coincidiré y en otras no tanto. 

Hasta la próxima!  

Fuente:

Comentarios

  1. Vos querés quedar bien con Dios y con el Diablo, ¡jugatelá! decí lo que pensás, era un viejo garca (incluso de joven) . Y encima tengo la desgracia de saberme de punta a punta este segundo himno, el nacional. ¡Qué lo parió Mendieta!

    Ahora, hablando en serio, qué bien que escribía. Su prosa era mágica.

    Me diste ganas de escuchar los tangos esos que compuso el sr. Leopoldo. Creo que "El afilador" lo conozco. Creo.
    Buen post mi viejo.
    Ahí te ves! por más himnos... salú

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las monedas de la antigüedad

La Angeología Católica

Jano, el dios de las dos caras