El Día de Acción de Gracias

La festividad del Día de Acción de Gracias siempre fue algo que me llamó la atención ya que siempre se mostró de gran importancia para la cultura norteamericana. Al encontrar la información el mensaje me pareció muy bueno e interesante para compartir:

La historia cuenta que el segundo grupo de colonos británicos (El primero llegó a Jamestown, Virginia), denominados "Padres Peregrinos", arribaron a lo que hoy es Plymouth, Massachussets a través del icónico Mayflower para huir de las persecuciones religiosas perpetradas por la monarquía Anglicana.
El primer invierno que vivieron en tierras americanas fue tan duro que murió la mitad de la población. Pasado este, los sobrevivientes recibieron la visita de miembros de la tribu anabaki y pawtuxet que les enseñaron como cultivar maíz, pescar y evitar plantas comestibles venenosas. Además de eso, promovieron la alianza de los europeos con otra tribu local: Los Wampanoag.
En noviembre de 1621, el gobernador de la colonia, William Bradford, luego de la primer cosecha exitosa del asentamiento, celebró una fiesta de 3 días en la que invitó a los nativos que los ayudaron, concretando el primer Día de Acción de Gracias.
Si bien la celebración fue expandiéndose en otras latitudes, fue hasta dos siglos más tarde en 1863, que el presidente Abraham Lincoln lo convirtió en festividad nacional.

"The First Thanksgiving" (1915), por Jean Louis Gerome Ferris 


  El origen del pavo
Una publicación reeditada bajo el nombre de Bradford's Journals (El diario de Bradfords's) en 1856 el gobernador de Plymouth mencionaba que los colonos habían cazado pavos durante el otoño de 1621 y, como los pavos no eran algo común para los norteamericanos hasta la fecha, el pavo comenzó a verse como una opción gastronómica más atractiva para celebrar la fiesta.
Actualmente se suele acompañar a la carne de de una cucharada de puré de patata, otra de relleno, junto a la salsa y a la mermelada de arándanos.


Más allá de los orígenes y los enfrentamientos y matanzas históricas entre colonos y nativos por todo el continente, el día de Acción de Gracias refleja un símbolo de lo que las sociedades pueden ser. Nos debemos el llevar a la realidad de manera generalizada y universal esta pacífica comunión entre todos los credos, etnias y culturas de la faz de la tierra.

Muy utópico pero vale la pena.....

Hasta la próxima!

Fuentes
https://www.notimerica.com
https://www.vix.com
https://www.infobae.com
https://www.incredibleart.org
https://www.freepik.es
https://www.directoalpaladar.com

Comentarios

  1. Excelente resumen. Invita a ir por los detalles.
    Como lo fuimos conversando, tiene relación con pasajes del último libro que estuve leyendo (Biografía del caribe). Donde no se puede separar a la región del resto de lo que sucedió en América. Además algunos yanquis lo anduvieron desparramando por algunas de las Antillas.
    Digamos que el día de Acción de Gracias es una versión copada del 12 de octubre. Es "el mundo sin abogados", es lo que hubiese sucedido si Colón no escribía tantas veces la palabra "oro" en su primer diario de viaje
    Abrazo Matadón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó esa misión del mundo sin abogados. Obviamente Rousseau y Hobbes protestarían dandote una bofetada retándote a un duelo. Mucho para analizar mi viejo!

      Eliminar
  2. Yo lo vivo todos los años Estando en Miami ...Cuando llegué de la Argentina fue una fiesta que no conocía y me pareció y me sigue pareciendo maravillosa ...
    Todo el mundo da las gracias por algo...
    Es mejor que La navidad sin lugar a dudas
    un gran texto el tuyo te felicito.saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Recomenzar, bienvenida y gracias por comentar! A mí me sorprendió y no conocía que estaba tan arraigada con el "inicio" de la nación. Sin dudas el mensaje es mucho más noble que nuestro "Día de la Raza" reconvertido.
      Un saludo!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las monedas de la antigüedad

La Angeología Católica

Jano, el dios de las dos caras