Vocabulario Estrafalario: Vacuna

Cumplimos 1 año de la disposición del confinamiento para mitigar los efectos de la pandemia. 

El presente encuentra a la humanidad buscando la salida a esta crisis global a partir del desarrollo de vacunas que busquen inmunizarnos con el virus de COVID-2. 

El nombre de esta solución a la pandemia no es azaroso ni arbitrario. Por eso en este vocabulario estrafalario vamos a desentrañar por qué la vacuna lleva el nombre de "vacuna".

Corría el Siglo XIX y en la Comunidad Científica no estaba claro el motivo por el cual se originaban las enfermedades. Se creia que provenian del cuerpo y sus desequilibrios por cambio de humores y otras cosas.  Luis Pasteur, gracias a sus investigaciones, pudo comprobar la idea de que la verdaderas causas eran los gérmenes a través de la "teoria microbiana de la enfermedad".

Pasteur centró su carrera en generar respuestas para combatir a las infecciones. A la pasteurización y el calentamiento del vino a 55° (Lo que impulsó a la industria vinícola de Francia) se le suma la investigación sobre el cólera del pollo, el "germen" de la vacuna como tratamiento médico.  Tras estar ausente un mes de su laboratorio, Pasteur le inyecto tarde una cepa del virus debilitado a los pollos y evidenció que estos no se enfermaban y conseguían inmunidad contra la enfermedad.

El descubrimiento fue fenomenal y así siguió trabajando en erradicar otras enfermedades como el antrax, la rabia y la disteria tomando el concepto actual de inocular la enfermedad debilitada. Al hacerse cada vez más popular este tratamiento, él junto a otros colegas impulsaron el concepto de "vacuna" tomándolo de "Vacca" que en latín significa "Vaca". 

Se preguntarán ¿Por qué vaca? La relación entre el nombre y el sentido sigue siendo arbitrario.

Dibujo de Jenner aplicando la primer vacuna
(Tomado de https://www.revistavanityfair.es)
Pasteur usó esa palabra en homenaje al médico británico rural Edward Jenner, que un siglo antes había investigado el efecto de la exposición de los campesinos a algunos virus por el contacto con animales de granja. El médico a menudo visitaba a granjeros aquejados por infecciones como por ejemplo la viruela bovina, pero en sus visitas el médico notaba que aquellas mujeres que habían estado en contacto más cercano, ordeñando a las vacas, luego no desarrollaban la enfermedad. 
Jenner decidió comprobar lo que había descubierto inoculando el pus de las manos de una lechera infectada en ambos brazos de un niño de ocho años, James Phipps. El niño experimentó fiebre durante el noveno día y le salieron pústulas en la zona afectada, pero nada más. Luego le inoculó directamente la viruela humana en varias ocasiones pero no ocurrió nada. El niño por exposición al virus había logrado la inmunización. Si bien inicialmente no logró el apoyo de la Comunidad Científica, su tratamiento fue aceptándose con el correr del tiempo en el campo de la medicina.

Y es así, como en el término "Vaca" se esconden las historias de Jenner y Pasteur en su combate contra las enfermedades infecciosas.   

Comentarios

  1. Ah, pero yo creí que era por el contacto con la vaca. ¿Seguro que es arbitrario? En fin, usted es el que investiga.
    Recuerdo que el amigo Doina siempre menciona una escena de un libro del español Enrique Jardiel Poncela, en el que se habla con humor de "Campesinos Búlgaros huyendo de la vacuna", por la cantidad de connotaciones que puede traer (el atraso de Bulgaria, el campesinado huyendo justamente de la vaca)
    Que Alá tenga en la gloria al amigo Pasteur, sin sus métodos no nos podríamos tomar una birra (o un yogurt) tranquilos

    Abrazos, mi viejo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen punto. No es arbitrario pero si curiosa la asociación de ese signo.
      Y si Pasteur se levantaba queriendo homenajear a otro como se llamaría la vacuna? El mundo no seria igual.

      Ahi te ves!

      Eliminar
  2. ¿Y cuándo comenzamos con las enfermedades de diseño para vender más vacunas?

    Vengo a molestar siguiendo la recomendación de Don Frodo, así que es culpa suya.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amigo de mi amigo es mi amigo (no era asi pero creo que cuaja).
      No me anoto en la mirada antivacuna pero estamos en la época de lo verosimil (quien hubiera predicho las cuarentenas. Y sin zombies).

      Gracias por escribir!

      Eliminar
    2. Te mandé al zombie J. a molestar por acá por culpa de Simón Radowitzky, hablamos sobre él y te recordé.


      Eliminar
    3. Tampoco soy antivacuna, solo recuerdo lo que pasó con la N1H1 que milagrosamente la vacuna ya estaba preparada cuando comenzó a expandirse la enfermedad allá por el 09...

      Saludos!

      J.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Angeología Católica

Guerreros Legendarios: Los Berserkers...