¿De dónde vienen los Reyes Magos?

La Adoración de los Reyes Magos, El Greco (1568)
¿Cómo los trata este 2019? Espero que bien. En nuestro hemisferio, Enero es un mes donde las fiestas comienzan a disiparse para dar lugar a las vacaciones de verano. Pero antes de las vacaciones, los niños vuelven a recibir regalos y no de nuestro amigo barbudo con atuendo rojo, sino de tres personajes misteriosos venidos del oriente: los reyes magos.

Siempre les he preparado el pastito y agua para los camellos pero nunca me pregunté de donde venían. Por eso, si se lo están preguntando en este momento continúen leyendo:

Como personajes aparecen en la Biblia, específicamente en el Evangelio de San Mateo:

Y cuando Jesús nació en Belén de Judea en los días del rey Herodes, he aquí, unos magos vinieron del oriente a Jerusalén,

2 diciendo: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente y venimos a adorarle.

3 Y al oír esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.

4 Y, habiendo convocado a todos los principales sacerdotes y a los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.

5 Y ellos le dijeron: En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta:

Y tú, Belén, de tierra de Judá,
no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;
porque de ti saldrá un guiador,
que apacentará a mi pueblo Israel.

7 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo en que había aparecido la estrella;

8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá, y preguntad con diligencia acerca del niño y, cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.

9 Y ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que, llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.

10 Y cuando vieron la estrella, se regocijaron con gran gozo.

11 Y cuando entraron en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, le adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, e incienso y mirra.

12 Pero avisados por revelación, en sueños, que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.


13 Y cuando hubieron partido, he aquí un ángel del Señor se le apareció en sueños a José, diciendo: Levántate, y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y quédate allá hasta que yo te lo diga, porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo.

Es de notar que el texto no indica cuantos eran, nombres, razas y tampoco se los presenta como reyes.

Una de las teorías sobre la cantidad es que fue definida por primera vez en el siglo III DC. por el teólogo Orígenes atendiendo a razones bíblicas, litúrgicas y simbólicas, y que fue confirmado por la Iglesia en el siglo V mediante una declaración del Papa León I el Magno en sus Sermones para la Epifanía. También hay que tener en cuenta que el número 3, tanto en todo el credo como en otras religiones, dogmas y liturgias es muy importante: Tres componen la Santísima Trinidad y tres son los regalos (Oro, Incienso y Mirra). El número fue sostenido siglos después en el "Liber Pontificalis" (En español, libro de los Papas), una reseña biográfica de los primeros pontífices de la Santa Sede.

En cuanto a los nombres, aparecieron mencionados como los conocemos hoy en día en el Evangelio Armenio de la Infancia, un libro acrópifo. Fijen especial atención en las diferencias entre lo leído en Mateo y este:

Pero al cabo de tres días, es decir. el 23 de tébeth, que es el 9 de enero, he aquí que los magos de Oriente, que habían salido de su país hacía nueve meses, y que llevaban consigo un ejército numeroso, llegaron a la ciudad de Jerusalén. El primero era Melkon, rey de los persas; el segundo, Gaspar, rey de los indios; y el tercero, Baltasar, rey de los árabes. Y los jefes de su ejército, investidos del mando general, eran en número de doce. Las tropas de caballería que los acompañaban, sumaban doce mil hombres, cuatro mil de cada reino. Y todos habían llegado, por orden de Dios, de la tierra de los magos, su patria, situada en las regiones de Oriente. Porque, como ya hemos referido, tan pronto el ángel hubo anunciado a la Virgen María su futura maternidad, marchó, llevado por el Espíritu Santo, a advertir a los reyes que fuesen a adorar al niño recién nacido. Y ellos, habiendo tomado su decisión, se reunieron en un mismo sitio, y la estrella que los precedía, los condujo, con sus tropas, a la ciudad de Jerusalén, después de nueve meses de viaje.

2. Y acamparon en los alrededores de la ciudad, donde permanecieron tres días, con los príncipes de sus reinos respectivos. Aunque fuesen hermanos e hijos de un mismo padre, ejércitos de lenguas y nacionalidades diversas caminaban en su séquito. El primer rey, Melkon, aportaba, como presentes, mirra, áloe, muselina, púrpura, cintas de lino, y también los libros escritos y sellados por el dedo de Dios. El segundo rey, Gaspar, aportaba, en honor del niño, nardo, cinamomo, canela e incienso. Y el tercer rey, Baltasar, traía consigo oro, plata, piedras preciosas, perlas finas y zafiros de gran precio.

3. Y, cuando llegaron a la ciudad de Jerusalén, el astro que los precedía, ocultó momentáneamente su luz, por lo que se detuvieron e hicieron alto. Y los reyes de los magos y las numerosas tropas de sus caballeros se dijeron los unos a los otros: ¿Qué hacer ahora, y en qué dirección marchar? Lo ignoramos, porque la estrella nos ha guiado hasta hoy, y he aquí que acaba de desaparecer., abandonándónos y dejándonos en angustioso apuro. Vamos, pues, a informarnos respecto al niño, y busquemos el lugar exacto en que esté, y después proseguiremos nuestra ruta. Y todos convinieron unánimemente en que esto era lo más puesto en razón. (Si te interesa podes continuar leyendo el texto aquí)

La versión armenia contiene tropas, más tesoros y sí, eran reyes de Oriente, mucho mejor que sólo "Magos", concepto relacionado con la astronomía y hechicería, conceptos mal vistos por la Iglesia principalmente en el medioevo.

Pero siempre nos apiadamos de Baltazar, el rey mago negro, como si por ser negro tuviera alguna inferioridad. Durante el siglo XV, con la intención de simbolizar la universalidad del cristianismo, se diferenciaron e individualizaron a los tres reyes con rasgos propios que los asocia con las tres edades de la vida y con las tres partes del mundo conocidas: Europa, Asia y África. Las campañas de imagen no son sólo cosas del marketing actual.

Respecto a su muerte, algo que nunca me pregunté hasta el día de hoy, en ambos evangelios no se nombra el final de estos míticos hombres. Nos tenemos que remitir al siglo XIV cuando el monje carmelita, Juan de Hildesheim, narra en su libro "Historia Trium Regum" (Historia de de los tres reyes) que murieron probablemente en la mitad del siglo 0 en el que falleció Jesús, martirizados luego de peregrinar por varios pueblos y ciudades.

Cuenta una versión que Helena de Bizancio, madre de Constantino el Grande (mismo emperador que el del Concilio de Nicea, lee para más información La Pascua Cristiana y el Concilio de Nicea), retornó a la Tierra Santa y se hizo con los huesos para llevarlos hasta la Catedral de Santa Sofía, en Constantinopla.

Relicario en la Catedral de Colonia (Imagen tomada de ABC.es)
Tras la muerte de su hijo, los restos de los reyes magos se trasladaron hasta una iglesia de Milán. Luego, en el Siglo XII DC, Federico I Barbarroja, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, pidió ayuda militar al arzobispo de Colonia en su lucha contra Milán y como recompensa le regalaría posteriormente los supuestos restos, que descansan en nuestros días en el altar de la Catedral de Colonia, Alemania.

Vale destacar que la celebración de la Epifanía de los tres reyes magos que celebramos hoy es bastante diferente en algunos países. En Rusia directamente no se celebra, en España se festeja con la rosca de reyes, en Perú no se suelen obsequiar regalos y en Puerto Rico, al igual que en nuestro país, se suele ponerle pasto y agua a los camellos como intercambio para los regalos.

Si te interesó esto, lee los otros posteos relacionados a la Navidad.

Fuentes
https://www.diariocritico.com
https://www.abc.es
https://www.lds.org
http://escrituras.tripod.com
https://elpais.com
https://blogs.20minutos.es
https://www.abc.es

Comentarios

  1. Muy interesante. O sea que gran parte de datos que se conocen fueron inventados para adaptarlos a las ideas que gustaban.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Demiurgo! Gracias por comentar! Está lleno de eso en la Historia de la Iglesia Católica. Santos, fiestas, nacimientos y más se adaptaron más a las necesidades para favorecer el sincretismo que "fechas reales". El nacimiento de Cristo y la adopción de la Cruz como símbolo son una prueba de ello.
      Saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Línea de Karman

Roquefort con Champagne

Dies primus mensis Ianuarii